PROTECCIÓN DE DATOS

Los datos personales de todos los ciudadanos están protegidos por ley, más concretamente por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Las fotografías y videos son considerados como datos de carácter personal. En el caso de los menores de 14 años es necesaria tener la autorización explícita de sus tutores para poder publicarlas. Este blog pertenece al CEIP Benito Pérez Galdós (Miguelturra), por lo que a continuación informaremos de las medidas que ha tomado el centro para cumplir con esta norma.

Informar sobre el uso que va a dar el colegio a las imágenes, así como solicitar la autorización por los tutores legales de los niños/as para difundir las imágenes en la que pudieran aparecer sus hijos.

– Publicar exclusivamente imágenes y vídeos de actividades curriculares, complementarias  y/o extrescolares, así como de otros actos públicos convocados desde el centro educativo y recogidos en su Proyecto Educativo.

– No se publicarán la imagen del menor vinculada a lugares, personas o actos con connotaciones negativas.

– En el supuesto de que los tutores legales no autoricen la difusión de la imagen del menor, el colegio podrá “pixelar” las imágenes dónde aparezca o no publicarlas.

– En el caso de que los tutores legales quieran retirar una imagen de su hijo (hayan o no cumplimentado la autorización), ésta se eliminará inmediatamente.

Está prohibido el uso de las imágenes por personas ajenas al centro, salvo que cuente con la autorización del centro y de los tutores legales.

A pesar de las precauciones tomadas, no siempre es fácil detectar y evitar la aparición de contenido inadecuado. Por ello, los niños y niñas siempre deben usar está página y cualquier otra en compañía de personas adultas que les ayuden y orienten.

A continuación os exponemos un resumen del informe jurídico, elaborado por la Agencia Española de Protección de Datos, sobre la publicación en centros escolares de fotografías en internet (webs, blog…).

“Siendo la imagen un dato personal, en los términos vistos, la toma de fotos de los alumnos efectuada por el colegio constituye, por consiguiente, un tratamiento de datos personales, tal y como prevé el artículo 3 de la LOPD que configura este como “operaciones y procedimientos técnicos de carácter automatizado o no, que permitan la recogida, grabación, conservación, elaboración, modificación, bloqueo y cancelación, así como las cesiones de datos que resulten de comunicaciones, consultas, interconexiones y transferencias.”

En lo que se refiere al tratamiento de datos de carácter personal, entre las obligaciones del responsable del fichero, en el presente caso el centro escolar, está la de obtener el consentimiento del interesado para el tratamiento o cesión de los datos y la de informar sobre los derechos que les asisten, así como sobre la identidad y dirección del responsable y sobre el uso que se va a dar a esos datos.

En este sentido, tal y como dispone el artículo 6.1 de la LOPD, “El tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento inequívoco del afectado, salvo que la Ley disponga otra cosa”. Este consentimiento deberá ser, conforme a lo dispuesto en el artículo 3 h) “libre, inequívoco, específico e informado”, debiendo en consecuencia aparecer vinculado a las finalidades determinadas, específicas y legítimas que justifican el tratamiento de los datos, siendo así que los datos únicamente podrían ser tratados en el ámbito de las mencionadas finalidades, tal y como dispone el artículo 4.1 de la misma norma, no pudiendo ser tratados para fines incompatibles con aquéllas (artículo 4.2 de la LOPD).

“Los interesados a los que se soliciten datos personales deberán ser previamente informados de modo expreso, preciso e inequívoco:
a) De la existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter personal, de la finalidad de la recogida de éstos y de los destinatarios de la información.
b) Del carácter obligatorio o facultativo de su respuesta a las preguntas que les sean planteadas.
c) De las consecuencias de la obtención de los datos o de la negativa a suministrarlos.
d) De la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.
e) De la identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante.”
En el presente caso, las imágenes tratadas afectan a un menor de edad, por lo que, debe tenerse en cuenta lo previsto en número primero del artículo 13 del Reglamento de desarrollo de la LOPD, según el cual “Podrá procederse al tratamiento de los datos de los mayores de catorce años con su consentimiento, salvo en aquellos casos en los que la Ley exija para su prestación la asistencia de los titulares de la patria potestad o tutela. En el caso de los menores de catorce años se requerirá el consentimiento de los padres o tutores.

En consecuencia, tanto la toma de las fotografías, como su publicación en Internet requieren el consentimiento, en los términos antes señalados, del afectado o de sus padres si se trata de un menor de 14 años, de forma que cuando se tratan y ceden dichos datos personales sin el pertinente consentimiento, la LOPD establece el correspondiente mecanismo reactivo, constituido por el derecho de cancelación de datos de carácter personal, recogido en su artículo 16.

A este respecto, el artículo 31.2 del Reglamento de Desarrollo de la LOPD, precisa que “El ejercicio del derecho de cancelación dará lugar a que se supriman los datos que resulten ser inadecuados o excesivos, sin perjuicio del deber de bloqueo conforme a este reglamento”.

Añade el artículo 18.2 de la LOPD que “el interesado al que se deniegue, total o parcialmente, el ejercicio de los derechos de oposición, acceso, rectificación o cancelación, podrá ponerlo en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos o, en su caso, del organismo competente de cada Comunidad autónoma, que deberá asegurarse de la procedencia o improcedencia de la denegación”.

Por consiguiente, los padres del menor afectado podrán ejercitar su derecho de cancelación ante el centro escolar como responsable del fichero, a fin de que se retiren las imágenes del menor de la página web. Dicho derecho deberá ser atendido en el plazo de 10 días que señala el artículo 16 de la LOPD, en otro caso, los afectados podrán recabar la tutela de esta Agencia en la forma prevista en el artículo 18 de la misma norma.”

Para consultar el informe completo podéis hacerlo en este enlace: INFORME JURÍDICO AGENCIA ESTATAL PROTECCIÓN DE DATOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s